+593 4 2921450
jefecomercial@rizobacter.com.ec

Las plagas más comunes en la industria farmacéutica y su control

Las plagas pueden causar importantes pérdidas económicas en la industria farmacéutica al contaminar las materias primas, los almacenes, los laboratorios, las áreas de producción, envasado y los productos terminados.

Las empresas de la industria farmacéutica están catalogadas como de “tolerancia cero” a las plagas y deben prestar especial atención a las medidas de higiene y medidas de exclusión  que aplican en sus instalaciones. La normativa actual establece estándares de calidad e higiene excepcionalmente altos en estas empresas para garantizar que la salud y el bienestar del consumidor final no se vean comprometidos.

Algunos de los riesgos asociados a la entrada de plagas a este tipo de negocios son:

  • Riesgos potenciales para la salud de los consumidores finales de medicamentos.
  • Costos asociados con la contaminación de materias primas y productos terminados.
  • Interrupciones en la producción.
  • Indemnización.
  • Acciones legales del agente regulador.
  • Pérdida de pedidos, clientes e ingresos.
  • Pérdida de la confianza del usuario.
  • Daño a la reputación y la marca.

CUCARACHAS

Las cucarachas son las plagas más comunes en las instalaciones de las compañías farmacéuticas. Además, son una de las plagas que suelen causar más problemas debido a su pequeño tamaño, capacidad para ocultarse en espacios reducidos, dieta variada, capacidad para reproducirse mucho en cortos periodos de tiempo y las diversas enfermedades que provocan. Las cucarachas son principalmente nocturnas y permanecen en refugios durante el día y salen por la noche en busca de alimentos. Tienden a esconderse en lugares oscuros como grietas en paredes, desagües, dentro de máquinas y cualquier otro espacio pequeño donde la temperatura y la humedad sean las adecuadas para la reproducción.

Las cucarachas pueden transportar una gran cantidad de microorganismos causantes de enfermedades, como estafilococos, salmonella, listeria, E. coli.

Las cucarachas tienen hábitos alimenticios sucios, se alimentan de material en descomposición, moho, aguas residuales, excrementos de roedores, aves y cadáveres de animales, que pueden transmitirse a las áreas de producción por contacto directo o a través de
sus excrementos.

Las cucarachas secretan saliva y secreciones sobre las superficies para «contaminar» de su entorno.

Las heces y secreciones corporales de las cucarachas se vuelven amarillas y dejan un olor desagradable pueden afectar las áreas afectadas, así como al producto mismo y en el empaque. La piel de cucaracha también contamina productos y empaques.

Las heces y la piel muerta contienen alérgenos, que en infecciones graves pueden desencadenar ataques de asma.

ROEDORES

Las ratas y los ratones son una gran amenaza para los sitios de producción de las compañías farmacéuticas, debido al daño que pueden causar a los edificios, equipos y productos, y debido al riesgo de contaminación con patógenos. En un entorno de producción altamente sensible.

La infestación de roedores provoca muchos daños en edificios e instalaciones, afectando principalmente a cables eléctricos y máquinas. Las ratas son una fuente importante de contaminación, con su orina y heces ensuciando las áreas por las que transitan. Además, es muy común descubrir envases, paquetes y productos roídos que provocan pérdida de almacenes y productos terminados.

Son capaces de transmitir un gran número de enfermedades, como la salmonelosis, la leptospirosis, la enfermedad de Weil y la toxoplasmosis.

MOSCAS

Se pueden encontrar diferentes tipos de moscas cerca de las fábricas farmacéuticas según el entorno y los materiales utilizados en el proceso de producción y pueden actuar como atrayentes y condiciones de reproducción para los insectos.

Se sabe que las moscas portan más de 100 patógenos diferentes. Su dieta consiste en heces, cambiemos por material orgánico en descomposición. Las moscas viajan entre fuentes de alimentos contaminados y áreas limpias, transportando suciedad y patógenos, lo que aumenta en gran medida el riesgo de contaminación de cambiemos con líneas de producción y materias primas.

AVES

Las plantas farmacéuticas proporcionan un refugio seguro para las aves dañinas. Algunas de las especies más comunes en Ecuador son: palomas, gorriones, gaviotas y estorninos.

Las aves pueden causar daños físicos a los edificios, al dejar caer sus heces fecales para techos y revestimientos, y las canaletas se obstruyen con nidos y plumas. Sus residuos contaminan y erosionan edificios y vehículos. Además, para las áreas internas, los excrementos, los materiales para anidar y las plumas pueden contaminar las superficies, los equipos y los productos.

Se sabe que las aves transmiten más de 60 patógenos, incluidos salmonella y E. coli, Campylobacter, Cryptosporidium e influenza aviar.

Las palomas pueden tener garrapatas y pulgas. Y sus lugares de anidación son preferidos por algunos escarabajos.

GORGOJOS Y PLAGAS DE PRODUCTOS ALMACENADOS

Los gorgojos son escarabajos de la familia Curculionidae. Esta familia contiene alrededor de 40.000 especies de escarabajos de diferentes tamaños, colores y combinaciones. La peculiaridad de estos insectos es que todos los adultos tienen un dispositivo parecido a un rumiante al final de una probóscide larga. Son puramente herbívoros, lo que significa que solo comen plantas, vivas o muertas. Además, su cuerpo suele estar cubierto de escamas o pelos, y la mayoría vuela.

Las plagas de productos almacenados contaminan las materias primas, haciéndolas inadecuadas para su uso. El efecto de las plagas sobre los ingredientes también puede alterar sus propiedades físicas y químicas (aumento de temperatura o fermentación), lo que puede parar las líneas de producción y dañar la máquina. Los insectos de productos almacenados también pueden entrar en papel, cartón, plástico, celofán y aluminio. Las perforaciones realizadas por la plagas son demasiado pequeñas para ser vistos por el ojo humano.

Además de gorgojos, las plagas que pertenecen a este tipo son los ácaros y las polillas, que pueden contaminar los ingredientes farmacéuticos comestibles, como los almidones y los azúcares, u otros productos herbales naturales que se usan para extraer compuestos medicinalmente activos.

Control de plagas
para la industria farmacéutica

El programa de control de plagas debe garantizar la ausencia de cualquier tipo de plagas durante el proceso productivo y en general en las instalaciones farmacéuticas, y contar con soportes automatizados o en tiempo real que facilite la toma de decisiones y el adecuado seguimiento a las actividades realizadas.

De esta manera se garantiza el buen estado y calidad desde la compra de las materias primas, producción, empacado, almacenamiento de los productos terminados y las personas en general hasta la entrega a los clientes finales, evitando las pérdidas económicas y contandocon la confianza de nuestros clientes. 

Para cada tipo de plaga se utilizan
diversos sistemas de control:

CUCARACHAS

como controlar cucarachas en farmaceuticas

Las buenas prácticas de higiene y hermetización  evitarán las infestaciones de cucarachas y detectarán la presencia de las mismas. Almacene el producto en recipientes a prueba de cucarachas, evitando el uso de cartón, ya que la ooteca del huevo puede sellar sobre el cartón corrugado. Mantenga los desagües en buen estado para evitar la acumulación de alimentos no consumidos, el acceso y el refugio. Retire los desechos de las áreas de producción, diseñe botes de basura para evitar el acceso a todas las plagas, coloque los botes de basura lejos de las áreas de almacenamiento y procesamiento, y vacíelos y límpielos regularmente para reducir el riesgo de infección.

Un buen diseño de edificios puede reducir los riesgos de acceso, por ejemplo, a través de huecos alrededor de tuberías, cables, rejillas de ventilación, pantallas, ventanas, puertas y desagües, así como alojamientos interiores y espacios pequeños, como cajas de conexiones. Buen sistema de inspección de equipos, obras y carga para identificar rápidamente peligros e infecciones. Existen varios tratamientos para las cucarachas dañinas, como aerosoles, geles y detectores. Antes de comenzar la desinfección, inspeccionamos las instalaciones para orientarle sobre las medidas de control y seguridad a tomar. Los productos químicos que utilizamos son ideales para entornos farmacéutico.

ROEDORES

como controlar ratas en farmaceuticas

Los roedores se encuentran entre las plagas más comunes que afectan a la industria farmacéutica. Son ágiles, flexibles y muy astutos. El control de roedores incluye eliminar posibles escondites dentro y alrededor de sus instalaciones y limitar el acceso a alimentos y agua. Las medidas de exclusión deben aplicarse en puntos de entrada como grietas, aberturas, tuberías, cables, desagües, puertas o ventanas. La presencia de roedores nocivos en las plantas de producción farmacéutica deberá ser controlada mediante trampas o raticidas de acuerdo con la legislación vigente.

Las raticidas utilizados en las instalaciones farmacéuticas deben ser de un producto aprobado, colocados en estaciones de cebo seguras y lejos de las áreas de producción. Si se coloca en el interior, esto debe hacerse para que el raticida no contamine el producto o el medio ambiente. Rizobacter ofrece un sistema de control de roedores de vanguardia adecuados para su uso en instalaciones farmacéuticas. Seleccionamos el conjunto de dispositivos más adecuado a la situación de cada cliente para monitorizar, advertir y eliminar las infestaciones de roedores.

MOSCAS

como controlar MOSCAS en farmaceuticas

La higiene es un factor importante en los problemas de las moscas. Asegúrese de que sus empleados limpien y desinfecten diariamente los pisos y las áreas alrededor de los desagües, vertederos y lavanderías.

Inspeccione minuciosamente y limpie el equipo, los mostradores y las líneas de producción. Frote el piso con un cepillo duro con un limpiador industrial para pisos. Limpia todo rastro de suciedad y tíralo a la basura. No tire los residuos orgánicos por el desagüe.

Limpie los pisos con un desinfectante aprobado para uso en superficies de producción o manipulación farmacéutica. Limpie los lavabos y fregaderos con un limpiador de desagües industrial y un cepillo de mango largo. Use una herramienta «dura» en los desagües obstruidos para eliminar cualquier sustancia similar a un gel. Retire cualquier materia orgánica en descomposición. Realice una limpieza profunda periódica debajo de las líneas y el equipo. Limpie todas las telas y los trapeadores diariamente y antes de guardarlos. La línea de repelentes de insectos, junto con las trampas de feromonas, se pueden utilizar para matar moscas y evitar su reproducción, reduciendo el riesgo de contaminación.

AVES

como controlar aves en farmaceuticas

Para evitar la propagación de aves dañinas, es necesario eliminar los lugares de anidación y alimentación en los edificios y alrededor de las instalaciones farmacéuticas. La primera etapa de este proceso comienza con la toma de medidas para evitar el acceso a azoteas, porches, toboganes, chimeneas y cunetas, que son las zonas preferidas de anidación.

En Rizobacter tenemos un enfoque de manejo humanitario frente a la presencia de plagas de palomas. La tecnología de OvoControl P, es el cebo en una presentación lista para usar. OvoControl P, interfiere con la eclosión de los huevos, y dado que no hay nuevas aves, la población tiende a disminuir de forma natural.

GORGOJOS Y PLAGAS DE PRODUCTOS ALMACENADOS

como controlar gorojos en farmaceuticas

La mejor forma de controlar cualquier plaga es siempre la prevención. Una de las claves para la prevención son las pruebas de rutina para detectar la presencia de insectos de gorgojos u otros productos almacenados. De esta manera, se pueden aumentar las posibilidades de resolver con éxito el problema.

Esto es especialmente importante en el caso de empresas farmacéuticas. Rizobacter ofrece una amplia gama de sistemas de control de plagas propias de productos almacenados, incluyendo sistemas de monitorización, dispositivos de detección, fumigación de sustancias o el uso de biocidas en áreas críticas. Además, los controles de calidad realizados por nuestro personal de servicio técnico tendrán una incidencia específica en las aplicaciones necesarias para evitar la presencia de estos insectos.